Kárate – Ken Kyu Kai


Si quieres compartirlo - Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on LinkedIn

kenkyukai

La Escuela A. D. Kárate-do Ken Kyu Kai nació a principios de la década de los setenta, fundada por el Maestro Eiji Kaji, uno de los primeros maestros japoneses en enseñar Karate-do en Europa el cual finalmente, acabó por establecerse en Barcelona.

El Sensei Eiji Kaji nació el 22 de septiembre de 1941 en Ságawa , un pueblecito cercano a Niihama, provincia de Ehimeku. Sángawa está situado en la isla de Shikoku, la más pequeña de las cuatro que forman el archipiélago Nipón, la mayor de las islas separada de Honshu, por el mar Seto Naikai un mar interior, llamado Mediterráneo Japonés.

Posteriormente se traslada a Tokio donde realiza sus estudios  universitarios de economía y abraza la filosofía zen. En 1969, atraído por occidente, aterriza en París. Desde allí, viaja por Europa y en 1971 conoce Barcelona, donde decide instalarse definitivamente y difundir el karate-do por todo Cataluña. No es de extrañar, pues el pueblo que había nacido se parecía enormemente a cualquier pueblo costero catalan, por tener un clima muy similar y que por ello le resultaba tan grato y fácil vivir en Barcelona.

El kárate-do es un método de autodefensa en el que se utilizan distintas partes de cuerpo para controlar y contrarrestar un ataque lanzado por un oponente.

Nuestra escuela de kárate-do tiene como principales objetivos:

• La práctica del kárate-do como Arte Marcial tradicional.

• Desarrollar la fuerza vital y espiritual de cada practicante.

• La mejora de cada practicante como persona y que la práctica sea una ayuda para conseguir una vida plena.

Mantenemos la forma tradicional de práctica en la que no se contempla la competición ni se dirige el entrenamiento hacia ella, ya que el objetivo no es vencer a nadie sino mejorarnos a nosotros mismos.

Contemplamos la práctica para toda la vida, por lo que no sólo buscamos una forma de entrenamiento que sea compatible con la salud, sino que también la refuerce.

Creemos en la evolución de este arte pero respetando la tradición, es decir, no traicionando los principios originales.

Principios básicos de la práctica:

• Humildad. Conoce tus debilidades y limitaciones y actúa en consecuencia.

• Cortesía. Muestra atención y respeto hacia tus compañeros e instructores.

• Bondad. Actúa siempre intentando facilitar las cosas, no crees obstáculos.

• Esfuerzo. Entrégate siempre al máximo de tus posibilidades durante la práctica.

 • Constancia. Se perseverante y no te rindas a

Si quieres compartirlo - Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on LinkedIn